Dedos diminutos, miradas sin palabras

Dedos diminutos miradas sin palabras

Que se hablan las pieles, de una y mil maneras, sonrisas silenciosas, que acarician de veras. Que amanecen con el nacer, el sentir que el contacto arraiga, el calor que identifica y el murmullo que calma. Que brota la alegría con el simple tocar del alma, con esa mano que recoge, en su roce la ternura que se emana. Dedos diminutos y miradas sin palabras, balbuceos que se imitan y los corazones se hablan. Que ya se traían su conversación, cuando desde dentro compartían el alma, la risa de los días y los llantos que se escapan. Y así, en el sencillo mirar que clama,  la voz es melodía, que el vivir acompaña. Que se siente la fuerza, que en su tiempo fue compartida. La lucha por sobrevivir y el valor de llevar una vida. Que se comparte un gracias, entre labios de sonrisas.

Carta de amor a mi bebé, amor a un hijo, Amor incondicional,sentimientos,mi bebe y yo,

Dedos diminutos miradas sin palabras

En la paz que su contacto deja, refugio de cualquier batalla. Y esa mueca, que entrega euforia desmedida, no es sino un beso, que desde el alma, se entregan las vidas compartidas. Hay aromas en el aire, susurros que los ojos destapan, murmullos de pies y manos, que con sus golpecitos, se hablan. Hay una vida frente a otra, hay dos vidas que se abrazan, hay un mundo de sentidos, que solo ellos entrelazan. Madre que su bebe entiende, cachorro que a la vida se lanza, dos seres que de uno son vida y se entienden sin palabras. Aprendieron a escucharse, mientras juntos la vida gestaban. Si, no hay otra dulzura, que los corazones mejor engarza, que las sonrisas mutuas, de un bebe que con su piel, a su madre habla. Como no hay amor más puro, que ese acariciar de dedos, de una madre, ante ese crear y su futuro.

Compartir en redes sociales

Si te gusta la fotografía social que realizo o los escritos que comparto con vosotros os agradeceré que dejéis un mensaje y compartáis.

Además podéis suscribiros al Blog para estar atentos y no perderos la próxima entrada. Podéis hacerlo un poquito más abajo donde acaba el escrito poniendo vuestro email.

¿Quieres ver la anterior entrada?

Por lo tanto os espero en la próxima entrada, espero que os haya gustado Dedos diminutos miradas sin palabras.

Compártelo en las redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someone

Comentar

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies